Cochinilla (Saissetia oleae)

Conocida también como cochinilla de la tizne, es un homóptero de gran importancia en el olivo. Cuando hay humedad en el ambiente y después del periodo de lluvias, la cochinilla puede hacer acto de aparición. Esta plaga produce una melaza como consecuencia de la extracción de jugos y azúcares del interior del cultivo. Dicha melaza estimula el desarrollo de negrilla o tizne (Capnodium elaeophilum), un hongo que se desarrolla en la hoja.

<< Nuevo campo para texto >>

Polilla del olivo (Prays oleae)

Este lepidóptero presenta un color grisáceo. Tiene varias generaciones,  la primera de ellas se alimenta de hojas (filófaga), la segunda de ellas se alimenta de flores (antófaga), la tercera ataca el fruto. Los daños que producen consisten en la reducción foliar del árbol, comiendo también yemas y brotes. En la segunda generación se destruyen flores y en la tercera daña los frutos.

Agusanado del olivo o Euzophera (Euzophera pingüis)

Euzophera pingüis crea galerías en el interior del olivo, alimentándose de la madera. Es una plaga a vigilar sobre todo en plantaciones jóvenes, buscando el primer tratamiento cuando se observan las primeras galerías en la madera.

Cuando mayor actividad hay de los adultos es en la primavera (en abril, sobre todo). La hembra realiza puestas en las grietas de la madera o en las heridas causadas en la poda del olivo. Las larvas se activan en mayo, excavando galerías hacia el interior, hasta que consiguen completar su ciclo biológico. .

Este taladro que se alimenta de la madera, realiza galerías circulares en ramas e incluso tronco de árboles jóvenes, pudiendo” cintarlos”.

Las larvas que han pasado el invierno dentro de la madera, crisalidan y salen de forma escalonada. Algunas de ellas ya han evolucionado a mariposas que depositan los huevos en las heridas de tronco y ramas. Heridas que se produjeron con la poda, pedrisco, heladas, tutores con corrugado etc., especialmente allí donde hay una retención de savia.

Mosca del olivo (Bactrocera oleae)

Esta plaga aparece en los meses de abril y mayo y es una de las más importantes en este cultivo. La mosca del olivo deposita sus huevos en el interior del fruto, bajo la epidermis, por lo que las aceitunas pierden su valor comercial.

El daño se produce en el fruto, aparecen picaduras muy notorias que se observan a simple vista. Como fruto de la deposición de huevos y la formación de galerías el fruto pierde peso y materia.

Fuente: AGROMATICA

PRODUCTOS RECOMENDADOS:

Comprar nuestros productos

OBTEN UN 10% DE DESCUENTO EN NUESTROS PRODUCTOS (SOLO EN TIENDA FISICA)

645992572

ESTABLECIMIENTO ADHERIDO